Cargando....
Concello de Lugo
29/10/20
NOVAS
Escoita esta páxina

Conclusiones de la jornada del CETAL Nuevo Escenario para la Investigación e Innovación en el Sistema Agroalimentario


# Martes, 11/12/2007


La Fundación CETAL ha reunido en Lugo a los principales agentes encargados de diseñar y desarrollar la política en materia de investigación y desarrollo, con motivo del nuevo escenario que se presenta para los próximos años en materia de I+D+i, en una Jornada que ha sido inaugurada por la Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa.

A lo largo de la jornada se ha ido detallando las principales novedades de la política comunitaria y nacional. Así, en el ámbito de la Política Comunitaria, el Director General de Investigación de la Unión Europea, José Manuel Silva Rodríguez ha presentado el VII Programa Marco de I+D de la UE.

Para la Unión Europea es prioritario el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología. La Estrategia de Lisboa marca como objetivo convertir a la UE en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo para el año 2010.

El Programa Marco de la UE aprovecha las condiciones favorables de la Unión para impulsar la I+D+i europea y ponerla a la altura de sus competidores más directos como Estados Unidos y Japón. Por otra parte, los fondos estructurales son fundamentales para Galicia y pueden ser empleados de forma eficaz en I+D+i.

Por todo ello se debe:

1. Trabajar todos en la misma dirección para conseguir que el CETAL sea un centro de excelencia que coordine en forma de RED todos los recursos humanos y materiales existentes que se dedican a aumentar la competitividad del sector agroalimentario.

2. Utilizar los recursos financieros existentes lo mejor posible.

3. Priorizar correctamente las acciones de cara a conseguir el mayor valor añadido posible y así conseguir un efecto multiplicador de los recursos, tanto humanos como materiales, existentes en Galicia.

4. Apertura al mundo. Hoy en día la investigación está globalizada y debemos aprovechar la excelencia de los investigadores que trabajan en cualquier parte de España y del mundo.


En cuanto a la Política Nacional, por parte del Ministerio de Educación y Ciencia, se han expuesto las principales características del Plan Nacional de I+D+i 2008-2011 que ha sido recientemente aprobado por el Gobierno y que será decisivo para convertir a España en la vanguardia del conocimiento.

Para ello, el Plan Nacional tiene como objetivos fundamentales:

• Promover un tejido empresarial altamente competitivo.
• Conseguir un entorno favorable a la inversión en I+D+i.

Entre las principales novedades que contempla el Plan para el sector agroalimentario cabe destacar que duplica la financiación respecto al Plan anterior y que incorpora, en línea con el Programa Marco de la UE y de INGENIO 2010, las denominadas “Líneas Instrumentales de Actuación” agrupadas en los tipos de acciones financiables en lugar de áreas concretas de conocimiento.

Asimismo, el Plan introduce cambios importantes en la gestión, como son la instalación de una “ventanilla única” a través de un único portal web de gestión, como sistema de acceso a todas las ayudas públicas de la Administración General del Estado.



En el ámbito agroalimentario, la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas ha promovido la creación de la Plataforma Tecnológica Española “Food for Life”, que está avalada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Las Plataformas Tecnológicas van a jugar un papel relevante en el nuevo escenario de I+D europeo y nacional. En este sentido, en la Jornada se presentaron las ventajas de adherirse a esta plataforma empresarial, con el objetivo de crear una masa crítica de agentes para generar y transferir innovación tecnológica.

Se trata de un organismo abierto a la participación de todos los interesados, empresas, cooperativas, administración y distintas asociaciones.

La Plataforma tecnológica española tiene como finalidad ser la “interface” de diálogo entre la sociedad civil y la administración pública en temas de I+D+i de la cadena de valor del sector de alimentación y bebidas.

Galicia va a percibir un porcentaje importante de los 2000 millones de euros provenientes del fondo tecnológico europeo, que tendrán que gestionarse entre el 2008 y el 2013.

Por último, ha quedado de manifiesto en la Mesa Redonda celebrada, la necesidad de que las empresas del sector agroalimentario aprovechen las ventajas de los instrumentos contemplados en los distintos Programas y Planes Europeos, nacionales y regionales y la importancia que tienen las inversiones en materia de investigación y desarrollo para ganar en competitividad y estar en línea con las nuevas demandas de los mercados.


También se ha puesto de manifiesto que estamos en un escenario en el que las necesidades de I+D+i pueden englobarse en tres grandes epígrafes:

• El consumidor demanda alimentos seguros, saludables y que le proporcionen autocomplacencia. Se produce un cambio continuo en las demandas del consumidor.

• Las tecnologías de producción deben ser respetuosas con el medio ambiente.

• Se precisa innovar en nuevos productos, en nuevos procesos y en mejora de procesos tradicionales de procesado y conservación.


Las cadenas de distribución ejercen de una forma cada vez más intensa una presión selectiva sobre las empresas recogiendo estas demandas de los consumidores, por lo que la apuesta de las compañías por la I+D+i es de vital importancia para su competitividad.


Al mismo tiempo, en la era de la globalización, el mayor reto de futuro que tienen las empresas agroalimentarias es el de encontrar su lugar en el mundo. Ninguna puede vivir aislada del exterior, por lo que debe aumentar su nivel de internacionalización, instalándose en el exterior o buscando nuevos mercados.

El consumidor debe guiar las líneas de investigación.

Los centros tecnológicos se conciben como una interfase entre la empresa y las generaciones y gestión del conocimiento. La cooperación con otros centros tecnológicos o entes de investigación es fundamental.


Otro reto al que se enfrentan las empresas es el de la dimensión, que deberán conseguir mediante el crecimiento de su propia empresa o a través de la participación en acciones colectivas (Centros tecnológicos, plataformas, acuerdos de cooperación con otras empresas y acciones conjuntas de puesta en el mercado, entre otras) en las que el factor de la dimensión aporte una ventaja comparativa más notoria.

En definitiva, nuestra competencia debe basarse en saber aportar valor añadido a nuestros productos, mediante la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación y en la gestión de la complejidad de la cadena de valor.


El CETAL espera que las conclusiones extraídas a lo largo de la Jornada sirvan de ayuda a todos los agentes presentes para lograr el mayor grado de competitividad posible de nuestra industria agroalimentaria dentro del nuevo escenario vigente para la investigación e innovación.



Compartir:
Facebook Del.icio.us My Yahoo Technorati Meneame Wikio
RSS                                      Plan Avanza,Abre fiestra nova Instituto de Crédito Oficial,Abre fiestra nova